08/01 - Interés para la salud

Virus del papiloma humano (HPV)

El virus del papiloma humano (HPV) es una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes. Según la OMS, el HPV causa cáncer de cuello de útero, que ocupa el cuarto lugar entre los tipos más comunes de cáncer que afectan a mujeres. Para conocer todo sobre este virus, dialogamos con Rodrigo Carrasco, Médico Especialista Ginecología.

 

¿Qué es el HPV?

El virus del papiloma humano (HPV) es un agente infeccioso que afecta la piel y las mucosas. Es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más frecuentes. Se estima que alrededor del 70 % de la población ha tenido o tiene una infección por HPV. Afecta tanto a mujeres como a hombres.

El virus se transmite, principalmente, por vía sexual, pero también puede producirse por autoinoculación, y a veces, durante el parto vaginal si la madre presenta lesiones vulbares por HPV.

¿Cuántos tipos de HPV hay?

Se conocen muchos tipos de HPV. Los tipos de HPV de bajo riesgo oncológico, son los tipo 6 y 11, que se asocian con verrugas en región genital y anal. Los tipos de HPV de alto riesgo oncológico son los tipo 16 y 18, que se asocian con las lesiones intraepiteliales de cuello uterino (SIL en inglés) y el cáncer de cuello uterino.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se realiza al inspeccionar la región afectada anogenital, la que presenta verrugas en menor o mayor cantidad. El diagnóstico del HPV cervical se realiza por medio del estudio citológico de Papanicolaou y por la visualización, con el Colposcopio, de lesiones en cuello uterino sugestivas de dicha infección. La biopsia, en algunas oportunidades, debe ser realizada para confirmar el diagnóstico.

¿Cómo es el tratamiento?

El tratamiento de las verrugas vulbares y perianales pueden ser:
– Con agentes citotóxicos locales (ácido tricloroacético, etc.).
– Con inmunomoduladores locales (imiquimod).
– Con extracción quirúrgica.
– Con escisión electroquirúrgica con asa (LEEP); con criocirugía; con láser de CO2.

El tratamiento de las lesiones de cuello uterino se realiza habitualmente con escisión quirúrgica, LEEP.

¿Cómo prevenimos la infección por HPV?

Lo más importante a tener en cuenta a partir de comenzar la actividad sexual es conocer cómo prevenir las ETS.
La PREVENCIÓN PRIMARIA, es decir prevenir el contagio, se realiza utilizando preservativo con las relaciones sexuales, reduciendo los factores de riesgo como ser tener parejas sexuales múltiples, ocasionales y realizar la vacunación adecuada contra el HPV.
La PREVENCIÓN SECUNDARIA, se basa en el control ginecológico anual con la realización de Papanicolaou y colposcopia.

Eventos